LA CONGRUENCIA ES UN ESTADO MENTAL

Deseas hacer ejercicio, ponerte en forma, bajar de peso, dejar de comer azúcar, leer un libro cada mes, llamar todos los días a tu mamá, te lo propones firmemente, lo haces unos días y al poco tiempo te retiras del intento, diciéndote miles de disculpas y lo único que logras es crearte el estado de DISCULPITIS (Léase disculpas constantes) convirtiéndote en una persona con poca voluntad personal.

Pensar, sentir, hablar y actuar de manera equilibrada y armónica; es un camino  de vida que nos lleva a generar el estado mental más contagioso que puede vivir una persona. Cuando nos encontramos con una persona que ha logrado este estado mental, queremos imitarlo, porque ese ser ha logrado la felicidad y la felicidad es serenidad, es estar cómodo con nuestras decisiones; esto no se consigue de la noche a la mañana, sino entrenándonos todos los días en las diferentes circunstancias que nos presenta la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *