LO QUE TE DICES A TI MISMO

Un día, escuché a una joven demasiado triste porque había perdido un seno, debido a una cirugía que le habían hecho por un cáncer que le habían descubierto.

Ella señalaba su pecho diciéndose a si misma que había dejado de ser una mujer completa, que así ya ningún hombre la iba a querer.

Se maltrataba verbalmente diciéndose cosas como que ahora era un fenómeno, que los hombres se horrorizarían al ver sus cicatrices, que su vida estaba destrozada.

Animé a la joven a que se imaginara como era ella cuando era una niña de 5 años, como se vestía, que le gustaba hacer, comer, el color de sus ojos, su pelo… hice que el recuerdo fuera tan fuerte y tan vivo que recordara incluso aromas de su infancia.

Luego de que la joven construyó y recordó muy bien su imagen de niña, la ayude para que se ubicara frente a ella misma, como si la estuviera viendo realmente.

Le pedí que le dijera a esa niña, que ella era un fenómeno, que nadie la iba a querer, que era una niña incompleta, que se veía horrorosa.

Ella me miro espantada, y me dijo que cómo se me ocurría una cosa de esas…. que eso no se hacía.

En ese instante …. lloró amargamente y se dio cuenta de lo que le estaba haciéndole a su ser, a ella misma.

De ahí en adelante esa joven, cada vez que intenta ”darse palo” se anima y se dice cosas bellas como si le estuviera hablando a esa niña que creció dentro de ella…..

APRENDE PNL.se felizse libre.

Alexandra Figueroa, Ingeniería Mental

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *