Por qué es importante la fortaleza mental en un deportista

En el deporte se llega a la conciencia de sí mismo mucho más rápido de lo que ocurre frecuentemente en la vida de aquellos que nos dedicamos a profesiones un poco más convencionales.

Los deportistas, desde muy temprana edad, se hacen consientes de sus virtudes, defectos, deseos, anhelos y trabajan en ellos a diario. Además, se plantean metas a corto plazo marcadas por calendarios, seguidas de cerca por un equipo de trabajo, por un entrenador, por sus padres e incluso por la prensa y los seguidores.

Considerando esta realidad – cuando la atención y la presión externa tienen tanto protagonismo–, el balance y la tranquilidad de la mente hacen parte del entrenamiento diario de aquellos jóvenes que dedican su vida al deporte.

De esa atención, tan cuidada y sólida, que ellos dan al funcionamiento de su mente sin duda alguna todos podemos aprender.

Vamos a ver cómo…

La PNL dentro de las canchas toma protagonismo con:

  • Los pensamientos: experimentar victorias y derrotas en los torneos y campeonatos son circunstancias habituales para los atletas, lo que no quiere decir que estén acostumbrados a ello y que sepan cómo afrontarlo en todos los casos.

Es justo en ese momento cuando los pensamientos pueden tomar dos caminos; uno en el que te permitan retomar el rumbo a pesar de la adversidad de una derrota o bien, el de configurarse como un obstáculo más.

Allí la PNL se convierte para los deportistas en una herramienta que propicia una nueva configuración de los pensamientos, a través de técnicas que les ayudan a enfocarse en el presente, más allá del tropiezo – en lo que han logrado – rescatar el aprendizaje y continuar.

La reprogramación se toma el set.

  • El autodescubrimiento / autoconocimiento: contar con herramientas de conocimiento interior y reflexión es fundamental en este entorno, en especial por el caudal de emociones a las que se enfrenta una persona cuando decide que su carrera estará enfocada en la práctica de una disciplina deportiva.

El extenista profesional Andre Agassi lo describe con detalle en su biografía OPEN:

«La vida es un partido de tenis entre polos opuestos. Ganar y perder, amar y odiar, abierto y cerrado. Esto ayuda a reconocer ese hecho doloroso a tiempo. Entonces, reconoces los polos opuestos dentro de ti, y si no puedes abrazarlos, o reconciliarlos, al menos los aceptas y sigues adelante. Lo único que no puedes hacer es ignorarlos».

Como Agassi, son muchos los atletas que han entendido que su fortaleza mental no puede tomarse a la ligera, es más, es en su apertura y disposición a trabajar su mente donde pueden hacer la diferencia en términos de rendimiento frente a sus competidores.

El nadador francés Floren Manaudou, quien representó a su país en los olímpicos de Londres 2012 explica como el mecanismo de anclaje de la PNL contribuyó a su desempeño, permitiéndole usar recuerdos de momentos favorables en competencia y asociarlos con una palabra clave que activa un estado de ánimo positivo en su mente cuando las cosas no salen como lo espera dentro de la piscina.

Así como ellos, referentes de nuestro país como Egan Bernal, Mariana Pajón, Nairo Quintana, Caterine Ibargüen, entre otros., tienen claro, desde los inicios de su carrera que, en el deporte, como en la vida misma, la fortaleza de la mente puede ser determinante para destacar, llevar nuestro potencial a un nuevo escalón y estar allí como una aliada cuando la adversidad toca la puerta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest