Quieres saber cuál es tu propósito de vida…

Muchos se preguntan que hacen aquí, porque están aquí en la tierra, cuál es su propósito de vida… algo tan aparentemente complejo es sencillo, pero tenemos una programación mental diseñada para que sea tan difícil que abandonemos el intento o nos sintamos que eso está diseñado para pocos. Te lo resumo en tres puntos muy sencillos:

  1. Vienes a darte cuenta de lo que haces bien, es decir reconocer tus virtudes, tus dones, lo que se te facilita hacer, lo que te fluye, lo que tu alma sabe como hacerlo, a eso vienes y cuando lo sepas a brindarlo a todos, con generosidad. Y es lo que sea…un arte, servir, cantar, decorar, cocinar…etc, hacer que el mundo de los demás sea más fácil y más bonito  de llevar de vivir.
  2. Saber tus defectos, lo que no se te facilita, lo que probablemente te molesta, tus dificultades en tu actitud, en tu personalidad, eso vienes a aprender a trabajarlo, a mejorarlo, a cambiarlo. No a ocultarlo, parte del propósito es aprender y ser consciente de que viniste a aprender.
  3. Y con los dos anteriores; viniste a VIVIR, en serio, a disfrutar cada cosa que pasa ,que logras, que consigues, que te regalan, que sientes, viniste a ser tu mismo, no lo que quieren los otros que seas, viniste a tomar decisiones donde no te traiciones a ti mismo, viniste a hacer lo que quieres no lo que te toca.

Encontrar el Propósito no es algo titánico, es tan simple que el ser humano complica, que simplemente es VIVIR.

¿ AYUDAS O ENTORPECES TU PROPIA SANACIÓN?

Cuando te enfermas o tienes un accidente….

Te consientes o por el contrario te da rabia o reniegas por lo que te pasa.

Aprovechas tu enfermedad y pides más incapacidad que la que requieres, lo tomas como forma de escapar de algo que no quieres o no te gusta.

Te preguntas que te quiere decir tu cuerpo o ni te preocupa ni sabes, ni averiguas del tema

Te cuestionas que pasó en ti para que eso te esté pasando

Quieres saber qué más hay que no ves . Que mensajes no comprendes.

Te das cuenta que debes modificar alguno de tus hábitos

Dejas que tu médico sea el que solucione todo y tu no haces nada

El cuerpo es la antena o el receptor que recibe tus pensamientos, tus emociones, tus dudas, tus creencias, tu negatividad o tu positivismo, cuando le pasa algo, solo está diciéndote que algo fue la razón para que esto sucediera, o te está ayudando a cambiar algo en ti que no sabías que debías cambiar, de cualquier manera tu cuerpo te está diciendo, que pares, que cambies, que te pongas atención, que te descargues de cosas que no son tuyas, que es un medio para que haya un fuerte aprendizaje para tu alma.

Por eso te pregunto ¿ Ayudas o entorpeces tu propia sanación?

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest